top of page
  • lavozbcs

69 millones por daños es la sentencia ganada para Carly Beatty quien falleció en 2019

La familia de un estudiante de Texas A&M que murió a manos de un conductor ebrio en 2019 recibió $69 millones por daños según documentos judiciales.

El 15 de septiembre de 2019, Carly Beatty, estudiante de Texas A&M, caminaba por Texas Avenue con sus amigos. Ahí fue atropellada por Pedro Puga quien manejaba bajo los efectos del alcohol. Puga intentó huir pero fue ubicado en el estacionamiento del Centro Tejas donde fue detenido.


La policía descubrió que Puga tenía un nivel de alcohol en sangre de .032 y dio positivo por THC, metabolitos de cocaína y etizolam. También encontraron una pistola dentro de una mochila que Puga arrojó a un arbusto cuando intentó huir.


Beatty fue trasladada de urgencia al St. Joseph Regional Health Hospital, donde los cirujanos de urgencias la estabilizaron. Fue transportada al Centro Médico Memorial Hermann-Texas en Houston para una cirugía donde murió una semana después.


Recientemente, un jurado del condado de Brazos determinó el costo que Puga le debía a la familia Beatty en base a su negligencia que resultó en la muerte de Beatty. La familia Beatty estuvo representada por el abogado Michael Stacy con Juneau, Boll & Stacy, PLLC.


Tras el veredicto, el abogado de la familia Beatty, Michael Stacy, emitió este comunicado:


“Con su veredicto, el jurado envió un mensaje claro de que esta comunidad no tolerará que los conductores ebrios pongan en peligro innecesaria e imprudentemente la vida de los demás. El veredicto fue un reflejo de la notable pero corta vida de Carly Beatty y la magnitud de la pérdida de Suzanne y Robert Beatty. Este caso nunca fue por dinero para los Beatty. El caso de muerte por negligencia se prosiguió porque querían que el Sr. Puga supiera sobre la vida de la hermosa, amable y joven mujer que él tomó. Lo más importante, la esperanza de Beatty de que el mensaje enviado por el jurado disuada una conducta similar en el futuro y evite a otros padres su peor pesadilla: la pérdida de un hijo”.


El año pasado, en febrero, Puga fue sentenciado a 15 años de prisión después de que se declaró culpable de homicidio involuntario, accidente con cargos de muerte y evasión del arresto.




143 visualizaciones0 comentarios
bottom of page