• lavozbcs

CNBC: tiempo de espera para las solicitudes de discapacidad del Seguro Social alcanza niveles récord

Los servicios del Seguro Social no han podido seguir el ritmo, ya que los fondos de la agencia no alcanzan a cubrir sus necesidades.

Por Lorie Konish, CNBC

El tiempo promedio de espera del Seguro Social para una decisión inicial de discapacidad alcanzó un máximo histórico en agosto de más de seis meses, o 198 días, casi tres veces más que hace una década.


Esta es sólo una de las muchas señales de que los servicios del Seguro Social no han podido mantenerse al día, ya que la financiación de la agencia no alcanza lo que necesita, dijeron los expertos esta semana.


En una carta enviada el jueves al líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, y al líder de la minoría, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, AARP señaló que los tiempos de espera en el número 800 del Seguro Social son de unos 31 minutos, unas 10 veces más que en 2012.


Mientras tanto, el solicitante promedio de discapacidad espera hoy más de dos años para una decisión final, mientras que más de 10,000 personas mueren cada año sin una respuesta, señaló la organización no partidista en su carta.


LOS PROBLEMAS SE DERIVAN DE UNA "EROSIÓN CONSTANTE" DE LOS FONDOS

La agencia federal se ha visto sometida a una gran presión, ya que su presupuesto operativo se redujo en un 14% entre 2010 y 2021, mientras que el número de beneficiarios aumentó en un 22%, hasta superar los 70 millones, incluidos los beneficiarios del Seguro Social y del Ingreso de Seguro Suplementario.


"La carga adicional ocasionada por la pandemia no ayudó a la situación, pero la erosión constante de la financiación administrativa de la SSA durante la última década es la razón principal del rápido declive del servicio al cliente", escribió Nancy A. LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de promoción y compromiso de AARP.


El Congreso tendrá la oportunidad de aliviar la situación cuando considere la resolución de continuación para permitir que las agencias gubernamentales, como el Seguro Social, continúen operando plenamente cuando el año fiscal comience el 1 de octubre. Hasta la fecha, no se ha aprobado ninguna ley de asignaciones para el año fiscal 2023.


Las resoluciones continuas suelen incluir lo que se conoce como disposiciones anómalas, que supondrán una oportunidad para proporcionar fondos adicionales al Seguro Social, escribió esta semana Kathleen Romig, directora de la política del Seguro Social y la discapacidad en el Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas.


LOS PROBLEMAS DE SERVICIO AL CLIENTE DE LA AGENCIA PODRÍAN EMPEORARÁN

Una propuesta actual prevé aumentar el presupuesto operativo del Seguro Social en $800 millones, o el 6%, mientras esté vigente la resolución continua. Aunque no llega a los más de $1,000 millones que el presidente Joe Biden había solicitado para el presupuesto operativo de la agencia para 2023, aún ayudaría a apuntalar los recursos de la agencia, según Romig.

Sin embargo, sin financiación adicional para el Seguro Social a través del tratamiento de anomalías, los problemas de servicio al cliente de la agencia empeorarán si se ve obligada a depender de los niveles de financiación de 2022, predice Romig. La agencia tendría que recortar en ciertas áreas, ya que se enfrenta a un aumento de los costes, lo que podría incluir la congelación de la contratación y la reducción de las horas extras.


LA ELEVADA ROTACIÓN DE PERSONAL AUMENTA LAS LARGAS ESPERAS

Algunos de los problemas de servicio más pronunciados aparecen en los lugares donde las tasas de abandono de los empleados son más altas, señaló Romig.


Los servicios estatales de discriminación por discapacidad, en los que se toman las decisiones iniciales sobre la discapacidad, tienen una tasa de abandono del 25%, dijo. Esto ha contribuido a que el tiempo de espera promedio para las decisiones iniciales de discapacidad sea récord. Estos servicios estatales están financiados por la Administración del Seguro Social.


Según Romig, la mayor tasa de bajas de empleados de la Administración del Seguro Social se da en los centros de teleservicio, lo que ha provocado largos tiempos de espera por teléfono.

Sin más fondos, estos problemas podrían agravarse. "Con esos niveles tan elevados de bajas, definitivamente las cosas van a empeorar", dijo Romig.


"LA GENTE ESTÁN TENIENDO DIFICULTADES PARA COMPLETAR INCLUSO LAS TAREAS RUTINARIAS"

Los problemas de servicio no sólo afectan a los beneficiarios del Seguro Social, sino también a cualquier persona que necesite acceder a la agencia por otros motivos como el cambio de nombre, la notificación de la muerte de un familiar o la solicitud de una nueva tarjeta.

"Setenta millones de estadounidenses reciben Seguro Social o SSI, así que esto está afectando a un gran número de personas", dijo Romig. "Y la gente está luchando para completar incluso las tareas rutinarias".


Mientras AARP ha trabajado para concienciar sobre los problemas del servicio de atención al cliente del Seguro Social, ninguna oficina del Congreso ha dicho que no escuche a los constituyentes que buscan ayuda para resolver los problemas que encuentran con la Administración del Seguro Social, dijo Cristina Martin Firvida, vicepresidenta de asuntos gubernamentales de AARP.

4 visualizaciones0 comentarios