• lavozbcs

Dreamers reciben buena noticia por parte del Departamento de Seguridad Nacional

El gobierno del presidente Biden busca proteger a los beneficiarios de DACA de los intentos legales por acabar con el programa, explica la abogada Naimeh Salem.

Por NAIMEH SALEM

HOUSTON – Las cosas buenas tardan en llegar. Este es el caso de los beneficios migratorios para los inmigrantes soñadores o “dreamers” que llegaron a los Estados Unidos siendo menores de edad.


A una década de la acción ejecutiva del expresidente Obama que instauró lo que hoy se conoce como el programa DACA, aún no existe un remedio permanente con fuerza de ley que haya sido aprobado por el Congreso. De hecho, no hace mucho un juez federal decidió que el programa era ilegal y no se podrían suscribir nuevos participantes al mismo.

Sin embargo, la administración del presidente Biden ha decidido no dejar morir el asunto y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció una nueva regla que dará un carácter más robusto al programa. Dicha regla ya cumplió con el periodo de comentarios y entrará en vigor oficialmente este próximo 31 de octubre.

Asumiendo que la vigencia de la regla no será entorpecida, a partir del 31 de octubre, las cosas regresaran a su estado como lo estaban a partir del 2012 cuando el decreto fue expedido. Aquellas personas que califican bajo las reglas de DACA, según lo establecido en el 2012, podrán presentar nuevas solicitudes y aquellos que ya son beneficiarios podrán presentar renovaciones.

Para calificar bajo el programa los solicitantes deben demostrar que entraron a los Estados Unidos antes de cumplir los 16 años y que han vivido aquí continuamente desde el 15 de junio del 2007. También deben demostrar que estaban presentes en el país en la fecha del anuncio del programa el 15 de junio de 2012, que no tenían estatus legal en ese momento y que tenían menos de 31 años a esa fecha. Propuesta de ley podría abrir el camino a la legalización de inmigrantes Este miércoles los representantes Zoe Lofgren (CA-19), Norma Torres (CA-35), Grace Meng (NY-6), Lou Correa (CA-34), Adriano Espaillat (NY-13) y Jesús "Chuy" García (IL) -4) introdujeron la “Renovación de las Disposiciones de Inmigración de la Ley de Inmigración de 1929”, que actualizaría la Sección 249 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad conocida como Registro. Además, tienen que demostrar que no tienen antecedentes penales que incluyan delitos graves, tres menores o uno menor significativo. Por último, tienen que establecer que se encuentran estudiando o que ya se han graduado u obtenido su diploma o GED o que han pertenecido a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

Ahora bien, aunque el anuncio de la regla es un paso muy importante en la dirección correcta, cabe recalcar que aun no es un remedio legislativo y es muy probable que esta regla, al igual que la orden ejecutiva, también será atacada en las cortes. Como consecuencia de estos ataques podríamos ver atrasos en la implementación de esta.

Aunque sé que hay mucho en juego, me parece que el hecho de que el Departamento de Seguridad Nacional es quien esté impulsando la medida es un buen indicio. La publicidad que la situación generará para la causa de los cientos de miles de “dreamers” posiblemente alentará a miembros del congreso a tomar cartas en el asunto y un remedio más concreto podría ser el resultado final.

Sé que la espera y la incertidumbre no son fáciles de sobrellevar, pero me mantengo optimista de que quizás esta regla pueda acelerar ese sueño que compartimos y un día los “dreamers” lleguen a la ciudadanía americana.

15 visualizaciones0 comentarios