top of page
  • lavozbcs

El peligro para California no termina con el paso de los 'ríos atmosféricos' que azotaron al estado

California tiene montañas relativamente jóvenes desde el punto de vista geológico, lo que significa que gran parte de su terreno empinado todavía está en movimiento y está cubierto de rocas sueltas. Es justamente esa característica la que mantiene al estado vulnerable a otros peligros. Te contamos.

POR::UNIVISION Y AP



Las implacables lluvias de una serie de ríos atmosféricos han saturado de agua las empinadas montañas y, con laderas deforestadas por los incendios forestales a lo largo de gran parte de la costa, el estado queda una posición vulnerable por potenciales deslizamientos de tierra.

California tiene una en sus registros tragedias recientes por fenómenos de este tipo: en 2018, los deslaves en Montecito, una comunidad de clase alta, mataron a 23 personas y arrasaron con 130 viviendas.


Pero se pronostica más lluvia, lo que aumenta la amenaza.

Los expertos dicen que California ha aprendido lecciones importantes de la tragedia de Montecito, y ahora cuenta con más herramientas para identificar las zonas de peligro, así como más cuencas y redes para capturar los escombros que caen antes de que lleguen a los hogares.


Sin embargo, las tormentas recientes están poniendo a prueba esos esfuerzos a medida que el cambio climático produce un clima más severo.


¿Por qué California es propensa a los deslaves?

California tiene montañas relativamente jóvenes desde el punto de vista geológico, lo que significa que gran parte de su terreno empinado todavía está en movimiento y está cubierto de rocas sueltas y suelo que se puede desprender fácilmente, especialmente cuando la tierra está húmeda, según los geólogos.


Desde Navidad, casi todo el estado ha recibido precipitaciones que han sido de 400% a 600% mayores al promedio, y algunas áreas recibieron hasta 30 pulgadas de precipitación, lo que provocó inundaciones masivas. El clima severo ha matado al menos a 19 personas desde finales de diciembre.


Desde la víspera de Año Nuevo, el equipo de mapeo de deslizamientos de tierra del Departamento de Conservación de California ha documentado más de 300 deslizamientos de tierra.


La sequía prolongada del estado ha empeorado las cosas.

Dan Shugar, profesor asociado de geociencia en la Universidad de Calgary, explica que la sequía puede tener un efecto contrario a lo que intuimos, cuando se combina con las increíbles lluvias que ha visto California en los últimos días.


“Uno pensaría que si el suelo está seco, debería poder absorber mucha agua, pero cuando el suelo se vuelve demasiado seco, la permeabilidad del suelo en realidad disminuye”, dijo. A medida que el agua se escurre del suelo endurecido, se mueve hacia abajo y recoge energía, puede comenzar a llevarse el suelo y los escombros, dijo a AP.


Además de eso, los incendios forestales han dejado algunas laderas con poca o ninguna vegetación para mantener el suelo en su lugar.


¿Cuáles son las zonas más vulnerables?

Las áreas más vulnerables son las laderas que se han quemado en los últimos dos o tres años, que tienen comunidades en su parte inferior, dijo Jeremy Lancaster, quien dirige el equipo de mapeo geológico y de deslizamientos de tierra del Departamento de Conservación de California.


Eso incluye áreas que se quemaron recientemente en los condados de Napa, Mariposa y Monterey.


En 2018, los deslizamientos de tierra mortales en Montecito ocurrieron aproximadamente un mes después de que uno de los incendios más grandes en la historia de California arrasara la misma área, carbonizando 280,000 acres.


Montecito se encuentra entre las montañas de Santa Ynez y la costa del Pacífico. En el quinto aniversario de esa tragedia, se ordenó a toda la comunidad que evacuara el 9 de enero cuando las lluvias azotaron el área y los escombros bloquearon las carreteras.


Lancaster advirtió que la amenaza de deslizamientos de tierra persistirá mucho después de que las lluvias hayan disminuido a medida que el agua se filtre de 50 a 100 pies en el suelo, desalojando cosas.


“Pueden ocurrir semanas después, si no meses”, dijo.



2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page