top of page
  • lavozbcs

Estados Unidos necesita inmigrantes para resolver su escasez de mano de obra

Por Vanessa Yurkevich

(CNN) -- La inmigración ha sido durante mucho tiempo un balón de fútbol político en Estados Unidos. Pero si te preguntas por qué la escasez de mano de obra en el país persiste casi tres años después de la pandemia de covid-19, es en parte porque no tiene suficientes inmigrantes.



Los inmigrantes son vitales para la economía de EE.UU. y ocupan miles de puestos de trabajo en el país, trabajos que muchos estadounidenses no quieren hacer. En 2020, el procesamiento de visas de trabajadores inmigrantes legales se detuvo y solo se reanudó a finales de 2021.


  • Gracias a los inmigrantes: nuevas cifras muestran cómo a las ciudades de EE.UU. con más extranjeros les va mejor

Y para finales del año pasado había cerca de 2 millones de inmigrantes en edad laboral menos en Estados Unidos de lo que habría habido si la inmigración previa a la pandemia continuara sin cambios, según una nueva investigación de la Universidad de California, Davis.


“Parte de la razón por la que hay tantas vacantes y trabajos sin cubrir en EE.UU. es que nos faltan muchos inmigrantes que venían regularmente antes del covid”, dijo Giovanni Peri, autor de la investigación y director del Centro de Migración Global de UC Davis.


El debate sobre la inmigración se ha reavivado debido a un aumento en la frontera entre Estados Unidos y México. En marzo de 2020, el presidente Trump invocó el Título 42, una ley promulgada durante la pandemia para evitar la propagación del covid-19, que ha mantenido a los inmigrantes y a los posibles solicitantes de asilo fuera del país.


Los solicitantes de asilo pueden trabajar legalmente en Estados Unidos mientras esperan a que se resuelvan sus casos. Durante ese período de espera, los solicitantes de asilo pueden solicitar permisos de trabajo, un proceso que suele demorar 180 días antes de que sean autorizados.


Pero la disminución de la inmigración legal en los últimos dos años ha perjudicado a las empresas estadounidenses. Especialmente en industrias que requieren mano de obra menos cualificada: construcción, agricultura y hostelería.


“No compensamos las pérdidas a menos que realmente cambiemos las leyes de inmigración y permitamos que entren más personas cada año”, dijo Peri. “La forma en que nos estamos poniendo al día es que estamos procesando visas a la velocidad que se hacía antes del covid. Así que por un tiempo habrá esta brecha”.


La falta de trabajadores disponibles ha elevado los salarios, lo que ha provocado una mayor inflación. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que además de una fuerza laboral que envejece, hay una falta de mano de obra extranjera que contribuye a la escasez de mano de obra.

  • Los estados con políticas inclusivas para los inmigrantes: licencias de conducción, educación y salud

“La combinación de una caída en la inmigración neta y un aumento en las muertes durante la pandemia probablemente representa alrededor de un millón y medio de trabajadores desaparecidos”, dijo Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal el mes pasado.


El 'gran impacto'

El mayor impacto se produce en industrias como la construcción, la agricultura y, especialmente, la hostelería, que dependen de los trabajadores inmigrantes. Ese tipo de industrias tuvieron tasas más altas de empleos vacantes el año pasado, lo que se sumó a la escasez de mano de obra existente, según una investigación de UC Davis. Actualmente hay 10,3 millones de puestos de trabajo abiertos en EE.UU.: 377.000 en construcción y 1,6 millones en hostelería. Ese número ha ido en aumento en los últimos meses.


“El [sector] de la hospitalidad estaba empleando una gran cantidad de inmigrantes, 30%-40% de la fuerza laboral en ese sector nació en el extranjero. Y entonces te estás perdiendo muchos de ellos, y potencialmente eso es un gran impacto”, dijo Peri.


La industria de los restaurantes ha sido la más afectada por la caída de la inmigración. Servicio más lento, restaurantes cerrados para el almuerzo, precios más altos son el resultado de la escasez de mano de obra. Y la industria de los restaurantes está en camino de crecer un 14% en la próxima década, mientras que se espera que la fuerza laboral nacida en EE.UU.


crezca solo un 10%, según la Asociación Nacional de Restaurantes. Habrá más puestos de trabajo en restaurantes de los que la mano de obra estadounidense puede cubrir. El 60% de los operadores de restaurantes enfrentan escasez de personal que limita su capacidad operativa, según la Asociación Nacional de Restaurantes.


Pero una nueva legislación, “La Ley de Trabajadores Esenciales para el Avance Económico”, se presentó en la Cámara de Representantes a principios de este año. La ley crearía un nuevo programa de visas para trabajadores en industrias como la hospitalidad.


“La reforma migratoria es una necesidad económica para la industria de los restaurantes”, dijo Sean Kennedy, vicepresidente ejecutivo de Asuntos Públicos de la Asociación Nacional de Restaurantes. “Permitir más inmigración legal sería beneficioso para los empleadores que necesitan desesperadamente empleados y personas que buscan nuevas oportunidades”.


Trabajadores “calificados”

Aproximadamente 1 millón de los 2 millones de inmigrantes potenciales que se perdieron durante la pandemia tenían educación universitaria, según la investigación de UC Davis. Estos trabajadores serían considerados “trabajadores altamente calificados”, que podrían llegar a EE.UU. con visas especiales H-1B.

  • La Academia de Ciencias urge llevar a EE.UU. más inmigrantes calificados para proteger los logros científicos del país

Esos trabajadores altamente calificados son multiplicadores de empleo. Por cada trabajador altamente calificado, se crean 2,5 puestos de trabajo adicionales, según un informe de UC Berkeley.


“La inmigración altamente calificada es increíblemente importante”, dijo Adam Ozimek, economista jefe de Economic Innovation Group. “No deberíamos pensar en ello como algo que aborde la escasez a corto plazo, aunque puede ayudar, sino algo que es realmente importante a largo plazo: innovación, productividad, crecimiento y salud de la economía”.

A principios de este mes, la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas, junto con otros 350 grupos agrícolas, pidieron al Senado que aprobara un proyecto de ley de reforma agrícola ya aprobado por la Cámara para abordar la crisis laboral agrícola. Los trabajadores agrícolas extranjeros calificados son la columna vertebral de la agricultura de EE.UU. y tradicionalmente se encuentran en el país con visas de temporada H-2A, que registraron su tasa de utilización más alta este año, según Farm Bureau. Pero muchos en la agricultura dicen que no es suficiente y todavía no pueden encontrar trabajadores.


“La crisis laboral agrícola está obstaculizando la producción y contribuyendo a la inflación de los precios de los alimentos. Debemos abordar esta crisis laboral que amenaza a las granjas en los Estados Unidos para que nuestros productores puedan continuar alimentando, vistiendo y alimentando a nuestra nación”, decía la carta a los líderes del Senado.


Pero, según el Departamento de Trabajo, el año pasado se certificaron 317.000 trabajos temporales H-2A, más de seis veces la cantidad en 2005. Pero solo el 80% de esos trabajos certificados resultaron en una visa.




6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page