• lavozbcs

Gobernador de Texas envía otro autobus con migrantes hasta la residencia de Kamala Harris

El jueves otros dos autobuses llegaron al Observatorio Naval. Por Thayma Sánchez

El primer incidente se registró el pasado jueves cuando 110 indocumentados llegaron hasta la residencia de Harris. El viernes, fueron transladados hasta Nueva York.


El segundo caballero, Douglas Emhoff, describió este acto como uno "vergonzoso".

"Estos son seres humanos, estas son personas. Tenemos supuestos líderes en este país que en lugar de enfocarse en lo que es bueno para el público dentro de sus propios estados, están usando a su gente como peones”, destacó en una entrevista con nuestra cadena hermana, News4.


Voluntarios de SAMU First Response trasladaron a los indocumentados hasta una iglesia para ofrecerles comida, asistencia médica y servicios legales.


La directora general de la organización, Tatiana Laborde, indicó el viernes que SAMU First Response intenta "darle todas las herramientas que tenemos en ese poco tiempo que tenemos con ellos". La entidad ha asistido a los migrantes desde abril.

Local Organizaciones afirman que Texas utiliza a los migrantes como “piñata política”

Luego de que 101 migrantes fuesen transportados desde Texas hasta la casa de Kamala Harris, organizaciones pro-inmigrantes reafirman su compromiso en proteger los derechos de estos. Mientras, los indocumentados aseguran que no sabían que estaban siendo transportados a la casa de la vicepresidenta.


"STOP THE BUSES"

Anteriormente, el presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, en inglés), Domingo García, anunció la campaña Stop the Buses con el propósito de detener la salida de autobuses desde Texas a distintas partes del país.


"Vamos a poner gente frente a los camiones y vamos a llevar abogados para darle los derechos a cada uno y que sepan que no se tienen que subir al camión y tienen derecho a pedir un boleto (para llegar) a una ciudad donde esté su familia", enfatizó en una conferencia de prensa.


Hasta el momento, cerca de 10,000 indocumentados han llegado a Washington DC desde abril por lo que la alcaldesa, Muriel Bowser, declaró una emergencia pública.

5 visualizaciones0 comentarios