• lavozbcs

Niños con discapacidad: cómo valorar y aceptar las diferencias

Actualizado: 26 ago

¿Hay algo que podamos hacer para mejorar la condición de estos niños que sufren de prejuicios y estereotipos? La respuesta es “sí”. La clave reside en tener información, respeto y consideración a los demás.

En el mundo viven 150 millones de niños discapacitados y el 80% viven en paises en vias de desarrollo, pero, nosotros, a nivel personal ¿hay algo que podamos hacer para mejorar la condición de estos niños que sufren de prejuicios y estereotipos? La respuesta es “sí”. La clave reside en tener información, respeto y consideración a los demás .

Entre los niños con discapacidad se incluyen a aquellos que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo. Además, poseen los mismos derechos que cualquier otro niño incluyendo derecho a una educación, a un tratamiento adecuado y a la opinión. Pero hay un derecho que se suele olvidar y es el derecho al ocio. Todos los niños, ya sean discapacitados o no, tienen derecho a divertirse, jugar, expresarse de forma artística y hacer deporte, entre otros.

Si muchos adultos sin discapacidad, a veces no saben cómo interactuar con personas discapacitadas, los niños tampoco sabrán cómo relacionarse o qué decirle a un niño diferente. Otra forma de acabar con esos obstáculos es jugando. Como padres, deben motivar a sus hijos a compartir juegos con niños discapacitados y enseñarles que pueden jugar de otra forma.

Hablar directamente al niño con discapacidad, no a su acompañante y tratarle de acuerdo a su edad. Procura contemplar sus opiniones con respeto e ignorar gestos o comportamientos te nos parezcan extraños.


Dependiendo de la discapacidad del niño, debemos adaptar nuestra forma de comunicarnos. Por ejemplo, si el niño no sabe hablar, podemos apoyarnos en una gráfica, gestos y señas para explicarnos.

Respetar los silencios y evitar interrumpirles o acabar sus frases.

Evitar la sobreprotección y ser un buen ejemplo. Si tu manera de relacionarte con personas con discapacidad es con naturalidad, optimismo y respeto, estarás enseñándole a tus hijos a seguir tus pasos. En definitiva, tu eres el espejo en el que se miran.

5 visualizaciones0 comentarios