• lavozbcs

Por qué la madurez emocional es importante si quieres ser más feliz

Implica que nos conozcamos bien a nosotros mismos, y es importante aprender estrategias para saber cómo trabajarla.

Todos conocemos a personas que podemos calificar de más o menos maduras, independientemente de su edad. La madurez emocional es un rasgo de la personalidad que no a todo el mundo le resulta igual de sencillo conseguir. Tal vez lo primero que tenemos que hacer es definir los rasgos que definen a una persona a la que podemos calificar como madura emocionalmente. Le planteamos esta duda a Laura Palomares, directora de Avance Psicólogos, que nos los resume en los siguientes:

  • Las personas emocionalmente maduras se caracterizan sobre todo por su capacidad autorreflexiva y por la capacidad para empatizar con los demás.

  • También se caracterizan por un mayor control del impulso, por ser personas sociables a la vez que autónomas y por mantener un equilibrio entre las necesidades de los demás o del entorno y las propias.

  • Saben reconocer sus errores y pedir disculpas.

  • Evitan la lucha de poder y tratan de buscar soluciones a los conflictos sin imponerse.

¿Por qué es importante trabajar la madurez emocional? La psicóloga nos da las claves: porque repercute directamente en nuestro bienestar y en nuestras relaciones, y esto siempre es positivo para uno mismo y para las personas que nos rodean.


Un buen camino para conseguir la felicidad

Una de las dudas que nos surge es si la madurez emocional es una buena aliada para conseguir la felicidad. “¡Desde luego! Entre otras cosas porque requiere conocernos a nosotros mismos y saber regularnos. Y esto, junto a la capacidad de empatizar y de relacionarnos de forma asertiva, hace que nuestra autoestima se vea reforzada y también los vínculos con las personas que nos importan. Sabemos que la salud mental y sentirse bien están estrechamente ligadas a la conexión con quienes nos rodean y la coherencia entre escuchar y cumplir nuestras necesidades, desde la autonomía y el autocuidado”, nos comenta la especialista.


¿Qué beneficios nos trae el hecho de conseguir la madurez emocional?

  • Una mejor autoestima.

  • Mejores relaciones sociales.

  • Menos estrés y estabilidad en el estado de ánimo.

  • También ayuda a relativizar las dificultades y buscar soluciones de forma reflexiva.

“Todo esto contribuye a algo tan importante como cuidar la salud mental y sentirnos bien”, nos detalla la psicóloga.


Cómo mejorar nuestra madurez emocional

Le preguntamos a la psicóloga qué estrategias podemos poner en práctica para conseguir mejorar y cultivar nuestra madurez emocional. Y nos las resume en las siguientes:

  • Pensar acerca de nosotros mismos, reconocer e identificar nuestros propios procesos mentales, emociones, o formas de reaccionar ante determinadas situaciones, nos ayuda a conocernos, a relacionarnos mejor con los demás y a ser más resilientes.

  • También reconocer nuestras virtudes y aceptar las limitaciones, nos sirve para sentirnos mejor con nosotros mismos y para plantearnos expectativas realistas y ajustadas.

  • Tratar de comunicarnos de forma asertiva, expresando nuestra opinión, derechos o necesidades, o bien poniendo límites, sin agredir a los demás, nos acercará a la madurez emocional.

Para concluir, lanzamos una última pregunta a la psicóloga de Avance.

¿Por qué hay personas que alcanzan antes la madurez emocional que otras? Nos detalla que influyen las diferencias individuales, rasgos de personalidad y también por la propia biografía. “Las experiencias tempranas y los estilos de apego que se han mantenido con padres y cuidadores, influyen en este desarrollo. Sin embargo, es importante saber que la madurez emocional no es algo que se alcanza, sino un constante aprendizaje relacionado con el autoconocimiento que todos podemos desarrollar”, concluye.



8 visualizaciones0 comentarios