top of page
  • disenolvh0695

Qué pasó cuando 10 adolescentes se desprendieron de sus celulares durante 5 días

La mayoría de padres y madres con hijos adolescentes comparten una preocupación: la cantidad de tiempo que estos pasan en sus teléfonos inteligentes.


El uso intensivo de teléfonos inteligentes se ha convertido en una parte fundamental de la vida moderna, especialmente entre los jóvenes, quienes los utilizan para comunicarse, hacer consultas y organizar sus actividades diarias. Sin embargo, esta constante interacción con la tecnología, especialmente en redes sociales, ha llevado a una creciente preocupación por la obsesión que generan estos dispositivos. Estudios, como uno de la Universidad de Harvard, indican que el uso de redes sociales activa las mismas regiones del cerebro que se activan con sustancias adictivas. Un proyecto de la BBC exploró este fenómeno a través de un experimento en el que estudiantes reemplazaron sus teléfonos inteligentes con dispositivos básicos, revelando la dependencia de esta generación hacia la tecnología y el "miedo a perderse algo" (FOMO), que se manifiesta en ansiedad y estrés al estar desconectados.


Durante el experimento, algunos estudiantes, como Ruby, experimentaron cambios positivos, como una mejor comunicación con sus padres y más tiempo para otras actividades creativas. Sin embargo, otros, como Charlie, encontraron difícil soportar la falta de conexión, abandonando la prueba después de solo 27 horas. Los participantes reportaron sentimientos de liberación y aumento en la productividad, aunque también expresaron ansiedad por perder sus rachas de mensajes en Snapchat y otras interacciones en redes sociales. Al finalizar los cinco días, la mayoría de los estudiantes reconocieron la necesidad de limitar su tiempo en las redes sociales, resaltando los beneficios de reducir el uso del teléfono y reconectar con pasatiempos olvidados. Esta experiencia subraya la fuerte dependencia tecnológica y la posible necesidad de regulaciones más estrictas sobre el uso de teléfonos inteligentes entre los jóvenes.

Edición La Voz Aggieland



3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page