top of page
  • lavozbcs

¿Qué tiene Diciembre?

Por Jaime Ovalle "La Voz de las Reflexiones


Diciembre nos pone nostálgicos y muchos pensamos que es un mes muy especial, Diciembre tiene tantas cosas, tantas emociones y tantos sentimientos que ni siquiera podría escribirlo como se merece.


En Diciembre, como que todo cambia, el clima, las noches, las estrellas, cambian incluso la comida con la que solemos demostrar a los nuestros cuanto les queremos, si, todo cambia, pero lo más importante de Diciembre… usted lo sabe… lo más importante es sin duda la espera de ese niño que hace más de dos mil años nos cambió la vida a la humanidad entera.

Pero también en Diciembre es muy fácil perdernos en las muchas actividades y por eso, permítame en este escrito poder sugerirle algunos ejercicios que nos ayudarán a enfocarnos en lo más importante que tiene Diciembre.

Hágase una lista de máximo cuatro ó cinco cosas no más, preguntándose ¿Qué es lo más importante que tiene Diciembre? Le doy algunos ejemplos que pueden ser: Nacimiento de Jesús, familia, amigos, metas, fiestas, la comida y todo lo demás que usted considere importante, pero recuerde que tendrá que poner solo cuatro, máximo cinco cosas no más.


Una vez que ya tenga usted su lista, entonces decida que es lo más importante, así se dará cuenta cómo irá descartando cosas que no son tan importantes como usted creía.


Navidad es algo más que un maratón de fiestas, comilonas y borracheras. Navidad es mucho más, es algo tan grande que a veces se nos pierde en tanto ruido.


Le decía que en Diciembre todo cambia, y desde luego hay que decirlo también, aquellos a quienes amamos y se nos adelantaron, están más presentes en esta época, los recordamos más, los escuchamos y hasta los llegamos a soñar, y créame, eso es también normal.


Diciembre, Navidad es una oportunidad que tenemos para reflexionar sobre nuestras prioridades y ¿Qué es lo verdaderamente más importante?

Alguna vez la madre Teresa de Calcuta escribió: “Amar hasta que duela” y no creo que ella quería decir que cada vez que amemos vamos a sufrir, no, de ninguna manera, la de Calcuta se refería a un desprendimiento de nosotros mismos ante las necesidades del mundo que nos rodea haciendo como decía ella “hacer cosas ordinarias con un amor extraordinario”.


Sea lo que sea que usted haga, hágalo con pasión, con un amor extraordinario, no por obligación o porque tiene que hacerlo, hágalo porque lo siente desde el alma.

Navidad son un montón de cosas y muchas veces nos perdemos en el ruido y el estrés, hoy le invito a hacer una pausa… una silenciosa pausa para escucharse y entenderse, para perdonarse y agradecer.


Si es de los que va a dar regalos, hágalo solo a la gente que quiere verdaderamente, no de obsequios por compromiso, y regálese usted mismo un espacio de su tiempo, de su propia vida.

Y por favor, intente no perderse en el ruido o la soledad, no vaya a reuniones por compromiso, haga lo que haga, por caridad hágalo por amor…con un amor extraordinario. Créame, así sus días serán mejores.


Tampoco espere por alguien para poder abrir esa botella de vino que tanto le gusta, no espere para ponerse ese vestido que tan bien le queda, no espere a nadie para hacer lo que tanto le gusta, simplemente hágalo, usted es más que suficiente, usted es importante, usted es sumamente especial, dese el mejor de los regalos de esta navidad, regálese tiempo, amor propio, respeto propio, dese su lugar.


Y desde luego, por encima de todo, no olvide recodar a ese niño lleno de luz que nació en una cueva allá en Belén, y que trajo salvación al mundo entero dejándonos la huella de un amor verdaderamente extraordinario. Que ese niño le traiga a usted y sus seres queridos suficiente luz y amor para que pueda usted seguir viviendo un día a la vez, luchando por conseguir ser profundamente felices.

¡Feliz Navidad!



11 visualizaciones0 comentarios
bottom of page