top of page
  • lavozbcs

Reforma migratoria quedó fuera del último plan legislativo del Congreso

Aunque no era una reforma migratoria integral, un proyecto bipartidista era considerado lo más cercano a ello, debido a la protección de dos millones de inmigrantes y aumento en seguridad fronteriza, pero la propuesta quedó fuera del último esfuerzo legislativo del Congreso


El Congreso sepultó el proyecto considerado lo más cercano a una reforma migratoria que contemplaba la protección para unos dos millones de inmigrantes, además de incluir provisiones sobre la frontera y la extensión de un año al menos del Título 42.

El plan negociado por la senadora independiente Kyrsten Sinema (Arizona) y el republicano Thom Tillis (Carolina del Norte) debió ser integrado como parte del plan presupuestal 2023, pero no hubo un acuerdo final y quedó fuera del llamado “Omnibus Appropriations”.

Según el plan de Sinema y Tillis, el objetivo era proteger a los ‘dreamers’, pero a cambio destinar más recursos a la vigilancia en la frontera y ampliar un año el Título 42, algo que dividió a los demócratas en el Congreso.


Sinema lamentó que no avanzara un plan bipartidista, el cual atendería el incremento de inmigrantes en la frontera, pero afirmó que en enero volvería a convocar.

Es difícil que los republicanos se sumen a un plan en la siguiente legislatura, cuando controlarán la Cámara de Representantes.

“Cuando volvamos en enero, una de las primeras cosas que haré será retomar el grupo bipartidista de senadores que están dispuestos a lograr estas cosas y llevarlos a la frontera para ver lo que la gente de Arizona ve todos los días”, señaló Sinema, quien dejó la bancada demócrata hace unos días.

El proyecto presupuestal tampoco contempla una reforma para beneficiar a trabajadores agrícolas.

“El proyecto de ley de asignaciones Ómnibus de 2023 […] excluye un camino a la ciudadanía para jóvenes inmigrantes y trabajadores agrícolas”, lamentó la organización United WeDream.

Critica que el plan incluya más de $15,500 millones en fondos para la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), lo cual permitirá también la contrataciones de 300 oficiales migratorios.

El documento final, dado a conocer por el senador Patrick Leahy (Vermont), presidente del Comité de Asignaciones, establece los montos destinados al Gobierno federal, estimados en $1.7 billones de dólares.

“Han pasado casi 40 años desde que el Congreso aprobó la legislación de inmigración que proporcionó un camino a la ciudadanía para millones. Sin embargo, en las décadas posteriores, el Congreso ha seguido aumentando exponencialmente los fondos para la detención y deportación de las comunidades de inmigrantes”, acusó Juliana Macedo do Nascimento, subdirectora de Defensoría Federal de Unidos Soñamos.

Recordó que la semana pasada, más de 200 jóvenes inmigrantes de todo el país viajaron a Washington, D.C. para compartir sus historias y exigir un camino hacia la ciudadanía.

“Es vergonzoso que no haya suficientes demócratas, incluido el presidente [Joe] Biden, para rechazar las mentiras y el miedo de los republicanos, y que lucharan para proteger a los jóvenes inmigrantes en un momento en que DACA permanece en el limbo y podría terminar con una inminente decisión judicial”, dijo, “El Congreso y el presidente Biden están absolviendo sus responsabilidades y cerrando su sesión con millones de personas en un estado de incertidumbre, y eso es inconcebible”.

Otras organizaciones, como Lutheran Immigration and Refugee Service (LIRS), lamentaron que tampoco se incluyeran otros planes legislativos para inmigrantes, como la propuesta para ofrecer una protección a más de 70,000 afganos que tienen una permiso temporal de estancia en EE.UU.

“El Congreso ha perdido otra oportunidad más de mantener la promesa de protección de nuestra nación a los aliados de la guerra más larga de Estados Unidos”, lamentó Krish O’Mara Vignarajah, presidenta y directora ejecutiva de LIRS.


A qué se destinarán los fondos

El proyecto de ley incluye $772,500 millones de dólares para programas discrecionales que no son de defensa, incluidos $118.,700 millones, un aumento del 22 por ciento, para atención médica para la atención de veteranos.

Habrá $858,000 millones millones en fondos de defensa, se indicó.

“Para combatir el dolor de la inflación que sienten las familias estadounidenses en todo el país, el proyecto de ley realiza inversiones significativas en nuestras comunidades, financia programas esenciales que apoyan a las familias de clase media de los Estados Unidos, se preocupa por nuestros veteranos e invierte en nuestra seguridad nacional”, indica el reporte.

El proyecto de ley también incluye $44,900 millones de dólares adicionales de asistencia de emergencia para Ucrania y fondos para la OTAN.

Se incluyen otros $40,600 millones de dólares para ayudar a las comunidades de todo el país a recuperarse de sequías, huracanes, inundaciones, incendios forestales y otros desastres naturales.



6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page