• lavozbcs

Sentenciado a 30 años de prisión por matar a dos personas en el hospital donde su mujer daba a luz

El hombre de 30 años acusado de asesinato capital en el tiroteo fatal de dos empleados del hospital de Dallas estaba en libertad condicional y se le había dado permiso para estar en el centro médico para el nacimiento de un niño, dijo el domingo un funcionario de la prisión de Texas.

A Néstor Hernández se le concedió permiso para estar con su “pareja” en el Centro Médico Metodista de Dallas durante su parto el sábado, según la portavoz del Departamento de Justicia Criminal de Texas, Amanda Hernández. Ella dijo que había sido sentenciado a prisión por robo agravado y fue puesto en libertad condicional en octubre pasado, pero no proporcionó detalles adicionales sobre las circunstancias del tiroteo.


Las autoridades han dicho que Hernández abrió fuego en el hospital alrededor de las 11 a.m. del sábado y mató a dos miembros del personal antes de que un oficial de policía del hospital le disparara y lo hiriera. Las víctimas no han sido identificadas públicamente y no está claro qué condujo al tiroteo.


Hernández, que en ese momento usaba un monitor de localización en el tobillo, fue trasladado a otro hospital para recibir tratamiento, dijeron funcionarios del hospital el sábado. No figuraba el domingo en los registros de la cárcel del condado de Dallas y no estaba claro de inmediato si tiene un abogado.


La Oficina del Inspector General del sistema penitenciario de Texas está trabajando con la policía para investigar el tiroteo, dijo Amanda Hernández. La policía de Dallas y un portavoz del hospital se negaron el domingo a proporcionar información adicional sobre el tiroteo.


Sigue a tiroteos en hospitales en septiembre en Little Rock, Arkansas, que mató a un visitante y uno en junio en Tulsa, Oklahoma, que dejó cuatro muertos.

5 visualizaciones0 comentarios